Hace tiempo, diferentes  asociaciones, colectivos y vecinxs de Lavapiés nos unimos para conseguir unas fiestas más coherentes con el carácter del barrio.

Soñábamos con unas fiestas diversas y populares en las que el lucro no fuese el objetivo principal, de gestión pública, con una duración reducida y una programación variada que llenase las calles y plazas del ambiente festivo.  Unas fiestas creadas por y para lxs vecinxs.

Hoy nuestros objetivos se han cumplido. Sin embargo, queremos seguir trabajando y defendiendo las fiestas de Lavapiés para que cada año sean más participativas, plurales y acordes para todxs lxs vecinxs del barrio.

Te invitamos a formar parte de la Plataforma por unas Fiestas Populares de Lavapiés y a participar en este proceso para que todxs juntxs consigamos mejorarlas cada año.

¿QUÉ ES LO QUE QUERÍAMOS?

• Fiestas sostenibles y agradables, donde las propias fiestas sean compatibles con la habitabilidad del barrio. Apostamos por una dispersión de la actividad cultural/musical en distintos lugares del barrio y con escenarios más pequeños y con menos potencia. Queremos ampliar la actividad festiva a diferentes rincones del barrio, que música, bailes, juegos tomen las calles de manera respetuosa.

• Fiestas donde todo el barrio esté presente y pueda participar activamente. Que sean un espacio en el que vecinos y vecinas se conozcan y disfruten de un gran abanico de iniciativas venidas de todos los rincones de Lavapiés (escuelas, asociaciones culturales, centros de mayores, etc.), ya sean en forma de actividades, engalanamiento de las calles, participación en comidas, limonás, bailes, etc.

• Fiestas con actividades culturales promovidas por el vecindario, como históricamente ya vienen realizando los vecinos en algunas calles, o colectivos del barrio fuera del programa oficial.

• Fiestas en las que el lucro (entendido este como la pura acumulación del capital) no sea la motivación principal.

• Un cambio en las condiciones de licitación del ayuntamiento, en el que se separen las fiestas de San Lorenzo de las de San Cayetano y La Paloma, ya que el formato actual dificulta bastante que se puedan llevar a cabo las propuestas de pequeños grupos con recursos públicos.

• Fiestas donde la gestión sea pública y no privada. Que las fiestas no sean un negocio para la empresa que se lleva la concesión, sino que vuelvan a ser populares: un espacio participativo, cultural, diverso, alegre…

• Fiestas que se limiten a los días de San Lorenzo (tres o cuatro días), no los diez que actualmente está montado el recinto ferial.

Alternative text
Programación Fiestas Populares de Lavapiés 2017